lunes, 28 de febrero de 2011

RÚBRICA DE EVALUACIÓN DEBATE. Texto argumentativo. Texto Conversacional

RÚBRICA EVALUACIÓN DEBATE. Texto argumentativo. Texto conversacional.

20 puntos
10 puntos
5 puntos
0 puntos
Intencionalidad
Hemos convencido al interlocutor pues nuestras RAZONES casi siempre son irrefutables.
Hemos convencido al receptor, pero algunos de nuestros argumentos han sido rebatidos fácilmente.
Hemos encontrado pocos argumentos de peso en defensa de nuestra opinión.
No hemos ofrecido ningún argumento real o el trabajo no se ha realizado.
Estructura del texto argumentativo
Los interlocutores han respetado el esquema:
1.- Introducción o presentación del tema.
2.-Exposición de cada emisor. Primera opinión genérica con breve argumentación.
3.-Argumentación de cada emisor, más detallada y por turnos.
4.- Conclusión final de cada participante.
Los interlocutores han incumplido alguna vez las pautas del esquema:
Alguno no ha realizado la primera opinión y argumentación o ha usado más tiempo en la primera que en el segundo turno.
La argumentación del tercer paso no es más detallada que en el segundo.
La conclusión final ha quedado clara pero no en todos los interlocutores.
En el debate se han mezclado los pasos y los turnos de manera que se ha convertido en una sucesión de opiniones desordenadas que no llegan a ninguna conclusión.
Los textos del debate no se ajustan a las características de los textos argumentativos. Más bien hemos mantenido una discusión o una conversación.
Recursos:
Turno de palabra uso de argumentos y volumen de la voz.
Uso de tipos de argumentos: los participantes han seleccionado los argumentos adecuados en relación a los contenidos expuestos: De autoridad, de cantidad, de tradición, morales, científicos, de experiencia personal, y de hecho constatable.
Los participantes han usado un volumen de voz modulado en sus intervenciones.

No siempre se han usado tipos de argumentos adecuados al contenido.
Alguna vez se ha dejado de respetar el turno de palabra distribuido por el moderador.
Alguna vez se ha elevado o disminuido el volumen de la voz sin justificación.
Casi nunca se han usado los conectores oportunos.
Casi nunca se ha respetado el turno de palabra.
Muchas veces el volumen de la voz no ha sido correcto.
Los participantes, a falta de argumentos, y sin respetar el turno de palabra han usado un volumen  elevado de voz como herramienta para hacerse escuchar.








©2010 Ana Gómez Mojarro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada